Entrevistas en Blanco y Negro

pierrevilar-01

Conversación con el profesor Pierre Vilar

La nueva entrega que les ofrecemos en la sección “Entrevistas en Blanco y Negro” es esta entrevista que le hizo Manuel Blanco Chivite al célebre historiador e hispanista francés Pierre Vilar (1906-2003).


barral1c

Carlos Barral: La pasión de la inteligencia

La reciente publicación de Años sin excusa, segundo volumen de las Memorias del poeta y editor Carlos Barral, ha traído de nuevo su nombre al plano de la actualidad, dentro de los discretos límites del ruedo literario. Para quienes celebramos la aparición del poeta de Metropolitano y Diecinueve figuras de mi historia civil, la inopinada […]


julio1

La última entrevista que concedió Jules Verne

Para el público de habla hispana son desconocidas las más de una treintena de entrevistas que Jules Verne concedió, a periodistas y admiradores, en su casa de Amiens. Celoso de su intimidad y reacio a alterar su ritmo de trabajo y vida, no era fácil convencer al escritor bretón para que se dejara hacer una […]


mlainez1

El hombre mal acentuado

Lo que a continuación les presento es una deliciosa y larga, muy larga, entrevista que el escritor Manuel Mujica Lainez (1910-1984) concedió al famoso programa “A Fondo” de TVE, que dirigía y presentaba el gran Joaquín Soler Serrano (1919-2010). La entrevista se emitió el 19 de junio de 1977.


batllo

Juan Benet sobre una crítica de Martín Vilumara

En el número 525 publicábamos una extensa crítica (Gimferrer en catalán), firmada por Martín Vilumara, conocido seudónimo de José Batlló, director y fundador de la colección de poesía “El Bardo”, poeta (Canción del solitario, 1971), antólogo (Antología de la nueva poesía española, 1968, Seis poetas catalanes, 1969, Narrativa catalana de hoy, 1970); traductor de autores […]


TorrenteBallester-rambla-01

Gonzalo Torrente Ballester: “A estas alturas de la edad”

Si repasamos la abundante bibliografía que sobre  la novela española de posguerra se ha publicado en tos últimos años, podremos comprobar que con poquísimas excepciones, ningún estudioso concede a Gonzalo Torrente Ballester la relevancia a que le hace acreedor la simple lectura de su obra narrativa.