“Shotta, la sala no estuvo a la altura”

Escrito por:

Publicado el

Caregoría:

 

altShotta sevillano de 31 años de edad, se dio a conocer en el álbum de 2002 “tu madre es una foca” de Tote king, aunque anteriormente realizo una colaboración con Triple XXX también en 2002.  Mas tarde en 2004 sacó “la Selva” el primer LP en solitario, en 2008 llega  “sangre”, en 2011 “profundo”, en 2012 

 

Shotta sevillano de 31 años de edad, se dio a conocer en el álbum de 2002 “tu madre es una foca” de Tote king, aunque anteriormente realizo una colaboración con Triple XXX también en 2002.  Mas tarde en 2004 sacó “la Selva” el primer LP en solitario, en 2008 llega  “sangre”, en 2011 “profundo”, en 2012 participa de nuevo con su hermano Tote king en “Héroe” y por último en 2014 sale “Flowesia” disco que nos presentó la pasada noche de reyes en la sala Apolo 2.

 

alt

 

Tuvimos la oportunidad de asistir a lo que a priori seria todo un acontecimiento, “Shotta en directo presentando su ultimo trabajo Flowesia”. Ni que llegara tarde por culpa del aparcamiento y me perdiera la actuación de los primeros teloneros (solo pude ver la ultima canción) ni que la sala estuviera medio llena, ni el ambiente frio que se respiraba, ni siquiera la insípida actuación del segundo telonero me hizo sospechar que lo peor seria la acústica de la sala

 

Los acoples fueron mas que molestos a lo largo del concierto, los micrófonos no estaban bien graduados de manera que cuando cantaba el colaborador no dejaba que se escuchara al cantante. Alguien del equipo de Shotta a la 3ª canción avisó al técnico de sonido que una de las pantallas no se escuchaba… Total que  el concierto fue bastante peor de lo que podía esperar teniendo en cuenta que la sala Apolo 2 no es nueva en esto de los conciertos.

 

Desde que salio Dj Nestor la calidad comenzó a desbordar el escenario con un gran sonido y una técnica a los platos que hizo que me olvidara de todo y quisiera disfrutar del concierto. Salio Shotta con sus rimas y su “Flowesia” y enseguida el público calentó la sala, lástima que los continuos acoples de los micrófonos ensombrecieron la actuación y las improvisaciones que se marcó.

A Shota le faltó concentración para sobrellevar el concierto, por desgracia la sala (o el técnico de sonido) no estuvo a su altura.

 

A pesar de todo, lo peor fue tener que pagar 5€ por un refresco, perdón 4,50€…

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *