guerra civil

“La Blonde”: la espía por amor

Sólo tenía una pequeña y anticuada foto de la solapa de un libro para reconocer a aquel tipo. Pero cuando llegué al lugar convenido para la cita, la terraza de un bar situado en calle Rocafort, a la altura de la calle París de Barcelona, enseguida supe que era él…

Objetivo, prolongar la guerra: La Batalla del Ebro

“Si me quieres escribir, ya sabes mi paradero, en el frente de Gandesa, primera línea de fuego…”